Matemática - Ciclo Superior
Juan Antonio Fornasier
Instituto Jesus Obrero / de Mar del Plata - Argentina
EL RINCON DE PADRES Y PROFESORES (nota 2)
A cargo de: CAPITULO 2 LOS CONTENIDOS , LA DISTRIBUCIÓN HORARIA Y LAS SABIDURIAS DE LOS ALUMNOS

A veces no es todo contenido:

En mi carrera como docente he frecuentado a diario salas de profesores donde me he encontrado con quejas que las he clasificado en la memoria, lamentablemente las quejas han crecido y las soluciones no aparecen. ¿O nos quejamos por quejarnos?
En general las quejas rondan alrededor de lo siguiente:
- ¡Los alumnos no saben multiplicar! - dice el profesor de contabilidad, y el profesor de Matemática se agarra la cabeza.
- ¡No hablemos de los horrores de ortografía que tuvieron en el examen del lunes! ? dice ahora el profesor de Ciencias Naturales, entonces la que se agarra la cabeza es la profesora de Lengua.
- ¡No saben sacar porcentajes! tercia el profesor de química, - y ahora se agarran la cabeza a dúo el profesor de Contabilidad y el de Matemáticas.
Mi modesta opinión es que habría que dejar de agarrarse la cabeza y poner en ejecución soluciones para estos problemas.
- Pero, ¿donde están la soluciones? O mejor dicho ¿Dónde están los problemas?
- Si cada vez que abrimos un cuadernillo de perfeccionamiento enviado por el estado a través de las entidades intermedias, vemos que los contenidos de aquí, que los contenidos de allá, que hay que bajar los contenidos, que hay que respetar los contenidos que…….  los contenidos.
- Y yo me pregunto, como seguramente lo hará usted, ¿y la metodología de estudio para cuando?
Siempre figura en el último punto, parece un contrato de seguros, última y en letra chica, pasa que en las reuniones no se llega a tocar el tema y todo sigue, gracias a Dios.

Mi pensamiento que no es muy amplio, llega sólo al EGB3, pero estoy seguro que mejor que no mire mas abajo.

Mi idea de estructuración sería la siguiente:

Séptimo año de EGB (alumnos de 12-13 años), pocos contenidos y mucha metodología de estudios.
Octavo año de EGB (alumnos de 13-14 años), la misma cantidad de metodología de estudios y de contenidos.
Novenos año de EGB (alumnos de 14-15 años), Muchos contenidos y poca metodología de estudios.
Cabe acotar que ahora, por lo menos en la mayoría de las escuelas de Argentina, no hay nada de metodología de estudios.
De esta manera llegarían al polimodal (edad 14-15 años) con estructuras mentales que le permitirían captar los contenidos propuestos.
Ordenarse al tomar apuntes, saber leer las consignas, pensar antes de contestar, usar bien los apuntes y las fichas, estudiar para saber, escribir con letra clara, dar un orden a los ejercicios, recuadrar resultados o pasos importantes, y así podemos enumerar todo lo que ya conocemos y que adolecen los alumnos que recibimos, esta, sin duda es una causa del fracaso que después nos atribuyen los profesores de cursos superiores, por supuesto sin evaluar causas ni antecedentes.

La distribución horaria:

Los últimos cambios (en Argentina) nos han obligado a hacer malabarismos en nuestras horas cátedra, antes de 40 minutos, ahora de 60 minutos.
En general los colegios ponen dos horas juntas para aprovechar la movilidad del profesor, esto era lo ideal cuando se juntaban dos horas de 40 minutos, pero ahora con dos horas reloj hay que reformar algunos parámetros para poder llegar sin aburrir ni cansar a los alumnos y por sobre todas las cosas, aprovechar el tiempo.
La explicación del profesor de los temas correspondientes, creo que no debe ser superior al tercio de las dos horas, o sea 40 minutos, este es el tiempo en el cual comienza a decaer la atención del alumno, a veces antes.
En los siguientes 40 a 60 minutos, viene la sana tarea de hacer las guías de trabajos prácticos con el profesor entre los bancos solucionando los problemas puntuales. En este momento se puede incluir que algún alumno pase a hacer un ejercicio rebelde al pizarrón, o que resuelvan aquellos problemas o ejercicios que no pudieron resolver en la evaluación, ahora ya tienen el resultado a la vista, que nosotros tuvimos la precaución de poner en la hoja del examen incorrecto sin otro aditamento para evitar ser tutores y perder la oportunidad de hacer aprender al alumno de una prueba mal hecha.
En los últimos 20 o 30 minutos viene nuestra diferencia, la evaluación de todos los días.
Lo de todos los días es un decir, los alumnos deben saber que se tomará evaluación todos los días, pero a veces se podrá posponer para el día siguiente o para la próxima vez, esto no deberá ocurrir muy frecuentemente.
A veces leemos las notas de nuestros colegas y vemos que ningún alumno tiene notas inferiores al siete, y a veces sucede lo contrario, nadie llega al siete, es más, todas las notas cercanas al aplazo.
En ninguno de los dos casos estamos dentro de lo que se llama el diagnóstico justo y la aplicación correcta de los contenidos planificados.


LAS SABIDURIAS Y LOS CONTENIDOS:


Si ponemos, como buenos matemáticos, (como se ve en la figura 1) en el eje de las x la intensidad de los contenidos, y en el de la y la capacidad del alumno, podemos ver lo siguiente:
A medida que aumenta la dificultad de los contenidos y es deficiente la capacidad de los alumnos estos entran en el triángulo del desazón, si por el contrario damos poca dificultad de contenidos para alumnos de mucha capacidad, estos entran en el triángulo del aburrimiento.
La verdadera habilidad del profesor es caminar por la diagonal que queda entre los dos triángulos. Para ello es fundamental el diagnóstico y luego de la planificación, el seguimiento paso a paso, controlando las dos variables en forma permanente.

Ingresar

Email

Clave


No cerrar sesión en este equipo

Textos de Cátedra
  • CAPITULO CUATRO

    En el cual encontramos un rico sheik, casi muerto de hambre en el desierto. La propuesta que nos hizo sobre los ocho panes que teníamos y como se resolvió, de manera imprevista, el pago con ocho monedas. Las tres divisionesde Beremís: la división simple, la división exacta y la división perfecta. Elogio Que un ilustre visir dirigió al “Hombre que calculaba”.

  • CAPITULO TRES

    Singular aventura acerca de 35 camellos que debían ser repartidos entre tres árabes. Beremís Samir efectúa una división que parecía imposible, conformando plenamente a los tres querellantes. La ganancia inesperada que obtuvimos con la transacción.

  • CAPITULO DOS

    En el cual Beremís Samir, el “Hombre que calculaba”, cuenta la historia de su vida. Cómo fui informado de los prodigiosos cálculos que realizaba y por qué nos hicimos compañeros de viaje.

Trabajos Prácticos
Proyectos de Investigación
Encuestas de la cátedra
COMO ES LA EVALUACION DIARIA RESPECTO DE LA TRADICIONAL
MEJOR
IGUAL
PEOR

Sitios Recomendados
LA EVALUACION CONTINUA
Recomendados por Google

©2016 catedramatematicamdqjesusobrero.ecaths.com