Matemática - Ciclo Superior
Juan Antonio Fornasier
Instituto Jesus Obrero / de Mar del Plata - Argentina
EL RINCON DE PADRES Y PROFESORES (nota 1)
A cargo de: CAPITULO 1 EL PROCESO ENSEÑANZA APRENDIZAJE-DIAGNOSTICO Y PLANIFICACION

EL PROCESO ENSEÑANZA APRENDIZAJE:

Los actores del proceso son esencialmente dos: el profesor y sus alumnos.
Siempre hay otras personas e instituciones que modifican este proceso y que no son ninguno de estos dos nombrados: el rector/a, el proyecto educativo de la escuela, los integrantes del departamento de materias afines, el cuerpo de profesores, la estructura disciplinaria del instituto, y algunos más, pero, definitivamente y una vez que toca el timbre, quedamos a solas con los alumnos y de nuestra afinidad depende que ellos aprendan o no.
En este caso definimos como afinidad la capacidad que el profesor tiene en hacer lo que le impone su tarea de docente y llegar a ser captado por sus alumnos, sin necesidad de que intervengan medidas disciplinarias, ni tener que resignar posiciones por no poder imponer el ritmo planificado a la materia.
 

Algunas consideraciones acerca del diagnóstico:

Los alumnos y el profesor deben interactuar de manera muy especial para que se consiga la finalidad última que es el buen funcionamiento del proceso enseñanza-aprendizaje.
Un elemento fundamental en la tarea docente es conocer a fondo a los educandos, tanto en su capacidad como en su intelectualidad.
Por ello lo aconsejable es retrasar el comienzo del programa en sí, para realizar algunas unidades destinadas a diagnóstico, utilizando temas pertenecientes al año anterior y en lo posible espiralando los contenidos para ir profundizando hasta encontrar el punto justo de sus posibilidades y poder de esta manera aprovechar al máximo nuestra tarea. El diagnóstico debe ser el primer paso de la tarea propuesta para el año, sin diagnóstico estaremos improvisando permanentemente y no podremos aprovechar al máximo nuestras condiciones y las de los alumnos.
Se puede dar el caso de que el mismo profesor reciba a sus alumnos del año anterior, en este caso el diagnóstico esta casi hecho, pero deberemos evaluar los cambios producidos por madurez del alumno y también porque a veces lo que nosotros creemos que se sabe, no es tan así, por lo tanto recomiendo el diagnóstico como pieza fundamental para un buen comienzo.
Nota: durante la etapa de diagnóstico también utilizaremos el sistema de evaluación continua que estamos aprendiendo. Así el alumno se acostumbra y nosotros ponemos todas las maquinas a punto para el trabajo del año.

El segundo paso La Planificación:
 
Veo en algunas Instituciones que obligan a comenzar con la planificación en mano, en mi opinión eso no es correcto, la planificación deberá confeccionarse luego del diagnóstico, si somos conocedores de los alumnos y del colegio podemos presentar solamente los ajustes del caso, pero en mi modesta opinión, es indispensable que la planificación sea posterior al diagnóstico, por ello la importancia del diagnóstico.
No aconsejo apurar el inicio del programa en desmedro de un buen diagnóstico, el inicio se deberá hacer, luego de una cuidadosa planificación, con tiempos estimados reales. Esta planificación deberá acompañarnos al aula todos los días. Si ya fuimos titulares del curso el año anterior, mejor, haremos los ajustes que nos indica la experiencia, comparando actitudes de alumnos antiguos y nuevos y eventos Institucionales que apuran o retrasan el dictado normal de clases. Siempre se debe asignar a la cantidad de horas efectivas un % de horas reales, estimo el mismo en 90%.
Ingresar

Email

Clave


No cerrar sesión en este equipo

Textos de Cátedra
  • CAPITULO CUATRO

    En el cual encontramos un rico sheik, casi muerto de hambre en el desierto. La propuesta que nos hizo sobre los ocho panes que teníamos y como se resolvió, de manera imprevista, el pago con ocho monedas. Las tres divisionesde Beremís: la división simple, la división exacta y la división perfecta. Elogio Que un ilustre visir dirigió al “Hombre que calculaba”.

  • CAPITULO TRES

    Singular aventura acerca de 35 camellos que debían ser repartidos entre tres árabes. Beremís Samir efectúa una división que parecía imposible, conformando plenamente a los tres querellantes. La ganancia inesperada que obtuvimos con la transacción.

  • CAPITULO DOS

    En el cual Beremís Samir, el “Hombre que calculaba”, cuenta la historia de su vida. Cómo fui informado de los prodigiosos cálculos que realizaba y por qué nos hicimos compañeros de viaje.

Trabajos Prácticos
Proyectos de Investigación
Encuestas de la cátedra
COMO ES LA EVALUACION DIARIA RESPECTO DE LA TRADICIONAL
MEJOR
IGUAL
PEOR

Sitios Recomendados
LA EVALUACION CONTINUA
Recomendados por Google

©2016 catedramatematicamdqjesusobrero.ecaths.com