Matemática - Ciclo Superior
Juan Antonio Fornasier
Instituto Jesus Obrero / de Mar del Plata - Argentina
Textos de Cátedra

En el cual encontramos un rico sheik, casi muerto de hambre en el desierto. La propuesta que nos hizo sobre los ocho panes que teníamos y como se resolvió, de manera imprevista, el pago con ocho monedas. Las tres divisionesde Beremís: la división simple, la división exacta y la división perfecta. Elogio Que un ilustre visir dirigió al “Hombre que calculaba”.

Singular aventura acerca de 35 camellos que debían ser repartidos entre tres árabes. Beremís Samir efectúa una división que parecía imposible, conformando plenamente a los tres querellantes. La ganancia inesperada que obtuvimos con la transacción.

En el cual Beremís Samir, el “Hombre que calculaba”, cuenta la historia de su vida. Cómo fui informado de los prodigiosos cálculos que realizaba y por qué nos hicimos compañeros de viaje.

En el cual encuentro, durante una excursión, un viajero singular. Qué hacía el viajero y cuáles eran las palabras que pronunciaba.

Su nombre era Júlio César de Mello Souza más conocido como Malba Tahan. Escribió más de 50 libros bajo este seudónimo –incorporado más tarde a su tarjeta de identidad-. Empleó historias orientales para enseñar matemáticas. Su libro más famoso, publicado por primeravez en 1938, estuvo recientemente en la lista de los libros más vendidos.
Desde la primera mitad del siglo XX, varias generaciones de brasileros se introdujeron en lacultura Árabe gracias a la influencia del más Árabe de los Cariocas (nativos de la ciudad de Río de Janeiro), el profesor de matemáticas Júlio César de Mello e Souza, más conocidocomo Malba Tahan.

Ingresar

Email

Clave


No cerrar sesión en este equipo

Textos de Cátedra
  • CAPITULO CUATRO

    En el cual encontramos un rico sheik, casi muerto de hambre en el desierto. La propuesta que nos hizo sobre los ocho panes que teníamos y como se resolvió, de manera imprevista, el pago con ocho monedas. Las tres divisionesde Beremís: la división simple, la división exacta y la división perfecta. Elogio Que un ilustre visir dirigió al “Hombre que calculaba”.

  • CAPITULO TRES

    Singular aventura acerca de 35 camellos que debían ser repartidos entre tres árabes. Beremís Samir efectúa una división que parecía imposible, conformando plenamente a los tres querellantes. La ganancia inesperada que obtuvimos con la transacción.

  • CAPITULO DOS

    En el cual Beremís Samir, el “Hombre que calculaba”, cuenta la historia de su vida. Cómo fui informado de los prodigiosos cálculos que realizaba y por qué nos hicimos compañeros de viaje.

Trabajos Prácticos
Proyectos de Investigación
Encuestas de la cátedra
COMO ES LA EVALUACION DIARIA RESPECTO DE LA TRADICIONAL
MEJOR
IGUAL
PEOR

Sitios Recomendados
LA EVALUACION CONTINUA
Recomendados por Google

©2016 catedramatematicamdqjesusobrero.ecaths.com